Ir al contenido principal

PRIMA 4ever

Hace unas semanas, bajando por el ascensor del edificio Chinchón, una ex compañera de trabajo me saludó:
—¡Hola, José! De tiempo que no te veía.
—Sí, pues —le dije.
—No se te ve muy seguido por el piso —afirmó amablemente.
—Mmm... Es que ya no estoy trabajando aquí.
—¡¿No?! —exclamó sorprendida—. ¿Y desde cuándo?

"Chess", pensé inmediatamente, miré la fecha en la pantalla de mi BlackBerry: "6 de septiembre" y, sin poder evitar sonreirme a mí mismo, le respondí:
—¡Desde hace exactamente un año!

Aquel jueves por la mañana, había ido a Prima para recoger el parte de matrimonio de la Pope, sin planear, ni pensar siquiera, que precisamente 365 días atrás, había sido mi última jornada laboral en la administradora de fondos de pensiones del grupo Credicorp. 

Aunque suene estúpido, casi un mes antes de mi último día, comencé a redactar mi correo de despedida. Y es que, considerando también mi estadía en AFP UnionVida —antes de que fuera comprada por Credicorp—, fueron diez años los que le había dedicado a la empresa, así que tenía varias cosas que decir. Recuerdo que, de rato en rato durante esas cuatro semanas, iba preparando el texto del correo, puliéndolo, acomodándolo; hasta que, horas antes que irme, quedó tal como lo quería.


Y bueno, hoy, más de un año después, releo con nostalgia lo que les escribí a todas esas personas con las que compartí tanto y les dije tan poco, con el mismo cariño y respeto, a los que llegaron a convertirse en "familia" para mí, a los que dejé allá en el edificio Chinchón, y a quienes llevaré siempre en mi corazón. 

Hace poco más de diez años, tuve que escribir un correo similar a este, con menos tristeza y para menos destinatarios, pero con una mayor incertidumbre acerca de lo que me depararía la vida.

En todo este tiempo, han pasado por mi bandeja un sinnúmero de correos de despedida; y cada vez pensaba —tan solo por un momento—cuándo tendría yo que escribir uno y cómo lo escribiría. Pensaba que, en primer lugar, comentaría lo que me dijo alguien hace un tiempo atrás: que en la adultez, el trabajo es tu segundo hogar; que pasas más horas con tus compañeros, que con tu propia familia. Y sí que tenía razón. Gracias a Dios, he tenido mucha suerte con esos “segundos hogares”; pero debo confesar que hoy dejo el mejor que me ha tocado hasta ahora.

¿Qué es una década en la vida de alguien? En mi caso: mi segundo hijo, los estudios universitarios, mi incursión en la blogósfera, emprender la maestría, viajes, muchas fotos; pero pensando en mi “segundo hogar”: un proyecto de tres años casi viviendo en el Centro de Lima, una fusión, nuevos proyectos, un cambio de área, más retos dentro de la empresa, pero sobre todo, el haber podido trabajar al lado de tantos buenos profesionales y a la vez maravillosas personas. Tengo que darles las gracias a todos ellos —a todos ustedes—. Y particularmente, quiero agradecer a quienes fueron mis jefes a lo largo de estos diez años: a Nancy, a Walter, a Jorge, a Gabriel y a Mónica; porque de ellos he aprendido tanto y porque no solo me brindaron su confianza, sino principalmente, su amistad.

Encontré en un blog la frase con la quiero cerrar mi correo de despedida —la que mejor expresa lo que siento en estos momentos—; es del Che Guevara, extraída de sus Diarios: "¿Qué es lo que se pierde al cruzar una frontera?, cada momento parece partido en dos, melancolía por lo que queda atrás y por otro lado, todo el entusiasmo por entrar en tierras nuevas".

Para ustedes, mis queridos amigos… les deseo de todo corazón… felicidad y éxitos.


Entradas relacionadas:

Comentarios

Jade McFly dijo…
Grande José! Siempre con las palabras exactas para describir los sentimientos, las emociones, los finales felices y las continuaciones de vida, esas nuevas experiencias que nos hacen mejores personas. Muchos cariños!!

Entradas más populares de este blog

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…