Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2008

Indiana, Indiana...

"Es inútil que sigas mintiendo, a mí no me puedes engañar"... ¿La reconocen? Creo es una de las canciones del rock-en-español más populares de los años 80. Y fue precisamente en 1986, gracias a este hit de los Hombres G, que escuché por primera vez el nombre de uno de mis héroes favoritos del cine de todos los tiempos: Indiana Jones.
Aun no había terminado la primaria, pero ya me parecía que este David Summers algo raro debía tener. En Devuélveme a mi chica un tal "mamón" en jersey amarillo le habría quitado a su novia, luego el pobre muchacho habría sufrido el Ataque de las Chicas Cocodrilo (a las que imaginaba como especies mutantes o algo así). Y ahora, en Indiana este supuesto "imbécil del sombrero" con látigo y revólver al parecer besaba a su novia y se la llevaba al templo maldito. Dicho de sea de paso, la supuesta novia debía ser una tremenda sinverguenza.
La trilogía
El hecho es que descubrí, poco después, que Indiana Jones era un personaje de ficció…