Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

Estar contigo

Estar contigo es como respirar la brisa marina fresca, blanca, cristalina, que se desvanece con el sonido de las olas, como tus besos y caricias con las horas.
Estar sin ti es sobrevivir con la mitad de mi ser en un suspiro de melancolía; es confusa oscuridad de madrugada
reclamando el nacimiento del día.
Estar contigo es como levantar vuelo con el viento, confiado, omnipotente, invencible; es ser monarca del cielo y de las nubes,
y prisionero súbdito de tu sonrisa.

Estar sin ti
se parece a la sombra de un recuerdo,
es destierro, es exilio, es no vivir;
como el ciego buscando a su Mesías,
o el condenado esperando redención. 

Estar contigo, 
mi Bella,
es milagro, asombro, alumbramiento, es el Edén, es Nunca Jamás, es Oz; es resucitar cada día engrandecido
cuando escucho los acordes de tu voz.