Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2012

El testigo involuntario

A la mitad de una noche juerguera en Depeche Order, mientras regresaba del baño hacia mi grupo de amigos —luego de mojarme el cabello y acomodarme la cresta—, pasé por la barra y me quedé sorprendido al ver una cara conocida: era el papá de una compañera de colegio de mi hija; estaba solo; estaba tomándose un güisqui; decidí acercarme a saludar.
A él también le sorprendió la peculiar coincidencia; gratamente, por cierto, talvez por los efectos del alcohol. Me contó que se venía de una reunión del trabajo; y ya que era temprano todavía —3 a. m.—, quiso pasar por un trago y relajarse un poco, mirando cómo se divertía la gente. Mientras me lo decía, en mi background se iban proyectando recuerdos de él, su bella esposa y su hija en actividades familiares en el colegio, cumpleaños de otras compañeritas en los que habíamos coincidido, incluso las veces que había tenido que ir a recoger a mi hija de su casa.
Su celular comenzó a timbrar.
—La que me llama es mi hija... Es la que se preocupa, …