Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2013

Yo amo a "Bobby D"

A mediados de los noventa, conocí a un peculiar cinéfilo llamado Renzo Danos. Alfredo Voysest, uno de los grandes amigos de mi primera juventud, fue el que nos presentó, seguramente motivado por nuestra común afición al séptimo arte. Por aquella época, a raíz de un pequeño proyecto emprendedor, otro cinéfilo también frecuentaba mi casa: Percy Diez. Algo recuerdo de esas interminables y fascinantes tertulias, cuando coincidían ellos dos, acerca de los directores de cine, las bandas sonoras, las escenas memorables y, por supuesto, los grandes actores. Así fue como nació mi curiosidad —que luego se convertiría en admiración— por el más grande de todos: Robert De Niro.

Sin televisión por cable y con solo una o dos salas de cine decentes en Lima, casi la única forma de ver películas era a través de los canales nacionales. El más esmerado en transmitir buenas "pelas" era el canal 2: Frecuencia Latina. Justo por aquellos días, anunciaban el "estreno" —en televisión— de la…