Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2013

Una mañana cualquiera

Comencé a escribir este post una mañana de marzo. Mientras llevaba a mi hija (13) a su colegio, comencé a bromearle —haciendo voces graciosas, tontas en realidad—, pero se molestó y me regañó, diciendo que eso le avergonzaba. La dejé media cuadra antes de la puerta, nos despedimos fríamente, y volví al auto sin voltear a verla (no como usualmente lo hacía).

Quizás estaba un poco sensible esa mañana (quizás ambos), pero el asunto es que me fui al trabajo entristecido. Por un buen rato, añoré intensamente su (primera) infancia: cuán dependiente era ella de mí, cuánto nos reíamos juntos, lo mucho que celebraba —incluso— mis bromas más ridículas. ¿A dónde se había ido la inocente complicidad, la incondicional obediencia, la credibilidad ciega?

"Está en una edad difícil", pensé. Fue allí que recordé al doctor León Trahtemberg: en la adolescencia, "el conflicto entre padres e hijos es necesario para formar la personalidad". A pesar de que comprendía todo eso, no lograba q…

Yo voluntario

Tuve la oportunidad de participar en un programa de voluntariado, a través del área de Responsabilidad Social de la empresa para la que laboro. Me pidieron que escriba un pequeño testimonio sobre el impacto que el programa había tenido en mí y en mi vida; y no podía dejar de compartirlo en el blog:

Escogí una actividad de voluntariado que consideré afín a mi trabajo en la compañía. Conocer más acerca de lo que son las brigadas de emergencia y lo que hacen en caso de ocurrir un desastre (primeros auxilios, evaluación de daños, protección de la niñez, etc.), y luego llevar todo ese conocimiento a una comunidad vulnerable me pareció interesante, primero para mí, como Gestor de Continuidad del Negocio, y luego, importante para un asentamiento humano ubicado en la falda de un cerro, bajo condiciones precarias y de alto riesgo, como era el caso de “Andrés Avelino Cáceres”, en el distrito de Villa María del Triunfo.

A medida que el programa se desarrollaba, me iba dando cuenta de que todo el…