Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2008

"El Primer Milagro"

Hace un año más o menos me embarqué en un proyecto relativamente nuevo para mí. Invadido por extrañas emociones, decidí escribir un cuento. Tenía partes de la historia en mi cabeza desde algunos meses atrás, pero fue gracias al espíritu navideño de aquel momento, que me animé a completarla y así darle vida al pequeño Jacob, el personaje del cuento al que puse como título “El Primer Milagro”.
Fue una experiencia muy interesante desde el simple hecho de trabajarla totalmente en-línea, gracias a Google Docs, hasta el hecho de haber podido explorar y plasmar algunos aspectos íntimos —creencias, vivencias pasadas, mi propia relación con mis hijos— e incluso el desarrollar y abstraerme en emociones y situaciones nuevas, por las que pasaba el pequeño Jacob y los demás personajes del cuento.
Algunos amigos me ayudaron revisando el primer borrador y dándome sus críticas constructivas, pero no pude trabajar en ellas debido al trabajo y los estudios. El proyecto literario se quedó en stand-by h…

Gay

Tres futuras señoritas conversaban, casi sin mirarse, mientras pintaban unas pequeñas macetas hechas de material reciclado, un sábado por la mañana en el colegio.
—Este jueves estrenan High School Musical 3 en el cine—exclamó mi hija Valeria con súbita emoción. —Mi papá me va a llevar el domingo—respondió una de ellas. —Pero... ¿sabían que Zac Efron es gay?—anunció otra de sus amigas, con una vocecita que parecía no combinar con la supuesta revelación.
En ese momento, yo, que me encontraba cerca, detuve mi respiración y dirigí mi oído biónico hacia donde estaban las niñas. Comencé a acercarme sutilmente hacia su mesa, como si no pasara absolutamente nada. —Sí —continuó la futura periodista de espectáculos— ¡Es gay! —Sí pues, es gay. —confirmó Valeria, dejándome completamente mudo ante la facilidad con que mi niña de nueve años pronunciaba esa palabrita de tres letras. Sin poder contener mi estado de frustración, me dirigí al grupo. —A ver niñas, una preguntita: ¿Cómo es eso de que Za…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…

Papá en jaque

Con este post he de iniciar una nueva categoría en la bitácora, en la que quiero compartir un aspecto curioso e inclusive anecdótico, aunque para mí totalmente trascendental, de mi experiencia como padre. A esta nueva categoría de posts, la he denominado "Papá en jaque" y si siguen leyendo verán el porqué.

Estábamos Valeria y yo en la cama mirando la tele, disfrutando de la programación de Semana Santa, cuando pasaron la historia del patriarca Abraham. Antes de continuar debo comentar que mi hija, hasta el momento, muestra un especial interés (creo yo hereditario) por las historias bíblicas y en general por los temas religiosos. Le causan mucha curiosidad.

Le puso mucha atención al pasaje del sacrificio de su hijo Isaac. Por supuesto que cuando apareció el ángel diciéndole a Abraham que Dios había visto que realmente le era fiel y que ya no debía matar a su primogénito, Valeria pudo dar un respiro de alivio. Pero luego empezaron los comerciales y se dirigió a mí:
- Papá, ¿tú le…

15 de julio

En un post anterior ya había comentado acerca de la variante de la frase "recordar es volver a vivir", que escuchara en un reencuentro de exalumnos. Sin embargo, nunca antes la habría sentido y vivido como el 15 de julio pasado. La variante era: "recordar es volver al corazón".

Mi fase adolescente, hacia fines de los ochenta e inicios de los noventa, estuvo centrada en tres cosas: un grupo pastoral juvenil, una banda de rock y una enamorada. La confabulación de estos tres aspectos de mi vida, en aquellos años críticos de confusión y transición (llámese pubertad), tuvieron una tremenda influencia en mí, tanto positiva como negativamente.

La Sociedad de Cristo (Sxto)

Es una de esas cosas en las que no me gusta pensar mucho. Miro hacia atrás en el tiempo y me veo allí, creyendo ingenuamente que podíamos cambiar el mundo. Que si reuníamos a más chicos y chicas, podíamos hacer cosas cada vez más "importantes" para nuestra parroquia. Que canalizando positivamen…

Indiana, Indiana...

"Es inútil que sigas mintiendo, a mí no me puedes engañar"... ¿La reconocen? Creo es una de las canciones del rock-en-español más populares de los años 80. Y fue precisamente en 1986, gracias a este hit de los Hombres G, que escuché por primera vez el nombre de uno de mis héroes favoritos del cine de todos los tiempos: Indiana Jones.
Aun no había terminado la primaria, pero ya me parecía que este David Summers algo raro debía tener. En Devuélveme a mi chica un tal "mamón" en jersey amarillo le habría quitado a su novia, luego el pobre muchacho habría sufrido el Ataque de las Chicas Cocodrilo (a las que imaginaba como especies mutantes o algo así). Y ahora, en Indiana este supuesto "imbécil del sombrero" con látigo y revólver al parecer besaba a su novia y se la llevaba al templo maldito. Dicho de sea de paso, la supuesta novia debía ser una tremenda sinverguenza.
La trilogía
El hecho es que descubrí, poco después, que Indiana Jones era un personaje de ficció…

Madre

En mi último año de secundaria, durante una clase de Arte, fui expuesto ante la obra maestra de la mítica banda de rock Pink Floyd: la película "The Wall", dirigida por Alan Parker en 1982. Una de los temas que más me impresionó fue "Mother". Se me quedaron grabadas dos líneas de la canción: "Mother's gonna put all her fears into you" (Madre introducirá todos sus miedos en tí) y "Of course mama's gonna help build the wall" (Por supuesto que mamá ayudará a construir el muro). Fuera que "The Wall" es un película tan enigmática que cada uno la hace suya a un nivel muy personal, durante muchos años reflexioné sobre esas líneas y la verdad que simbolizaron mi rebeldía de adolescente no solo para con mi madre sino para con mi familia, en general. Identifiqué no solo miedos sino prejuicios, complejos, incluso algunas posturas anticuadas que las había heredado de mis padres y me sentía como Pink, el personaje de la película, cantándo…

Mi último día en Sistemas

La última mañana

6:20 AM: Desperté. Tenía que salir de casa más temprano que de costumbre. Me levanté, desperté a Valeria y tomamos desayuno juntos. Nos despedimos de todos, salimos hacia la cochera y nos enrumbamos como todas las mañanas hacia San Isidro. De camino al colegio le conté acerca de una frase de un maestro en mi adolescencia: "Quiérase a usted mismo, esté orgulloso de usted mismo y sobretodo crea en usted mismo". Una fumada que no sé si le habrá quedado del todo claro a mi pequeña de 8 años, y la verdad que a mis 33 aun no la asimilo del todo.

7:25 AM: Llegué al trabajo, dejé mi saco azul marino y mi lonchera en mi sitio. Me fui un rato para el gimnasio. Por el apuro cerré mi casillero con las llaves adentro, así que al terminar mi rutina "C" (que me hizo puré la espalda), debía llamar al muchacho de mantenimiento para que rompiera el candado con el super-alicate. La verdad que ya suman 4 candados los que he perdido este año por distraido.

8:58 AM: En la …

La Leyenda del Lago Pomacochas

Era una fría mañana de febrero en la sierra norte del Perú. Nuestro último día de recorrido por el valle del Rio Utcubamba, en el departamento de Amazonas. Decidimos, Valeria y yo, aventurarnos más hacia el oriente por el camino que lleva a Moyobamba. Habíamos oído acerca de Pomacochas (2,230 m.s.n.m.): un pueblo, un lago y una leyenda que valía la pena escuchar.


Cuentan los ancianos de Pomacochas que hace muchos años, en el lugar que hoy ocupa el lago, existía una pequeña ciudad. Las pampas y praderas de los alrededores eran extraordinariamente fértiles, como hasta hoy, y sus habitantes - ganaderos y agricultores - ostentaban riqueza y poder, y por consiguiente, soberbia y mezquindad.

Al ver esto, Dios decidió venir por estos lares en la forma de un anciano mendigo. Entró en la ciudad una noche fría. Tocó muchas puertas, pidiendo algo de comida y cobijo sin encontrar alma caritativa alguna. Cuando ya se daba por vencido, decidió tocar solo una puerta más. Abrió una señora, de condición…

Carro nupcial

Hace poco me suscribí a un foro llamado Digital Photography School. Una de las cosas que más llaman la atención es que tiene un servicio diario de envío de tips o consejos sobre fotografía vía correo electrónico. El asunto es que hace un par de días llegó a mi bandeja un tip que me pareció genial: 5 Reasons to Take Your Camera Everywhere in 2008 (algo así como 5 razones para llevar tu cámara a todos lados en el 2008).

La quinta y última razón que propone el artículo trata acerca de no perderse los "momentos Kodak", es decir, esos momentos irrepetibles y anecdóticos, que bien podrían ser frutos de alguna conjunción estelar o simplemente el producto de las más inesperadas ocurrencias del cerebro humano. :)

Esto me hizo recordar que hace casi 4 años me encontraba manejando mi carro por Miraflores, cuando de pronto a mi lado se produjo uno de esos "momentos Kodak". Felizmente llevaba mi primera cámara digital (casualmente una Kodak compacta), así que la saqué de su estuc…