Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2012

Semblanza de un gran compositor

Escrito por Alberto "Chino" Álvarez  Cossio (*)

Dedicado a mi padre, Pepe Garay, el día de su onomástico n.° 70
En un momento, había optado poner como título el “Zurdo de Oro”, por la forma como toca la guitarra y es que sucede que Pepe Garay es ambidiestro y no le quedó otra que agarrarla al revés. Su gusto por este instrumento se hizo intenso cuando asistió a los ensayos de la estudiantina del mítico colegio "Miguel Grau” de Abancay. Vale manifestar que su primera presentación en una actuación pública fue como vocalista cantando Las Quimeras, canción que popularizó Luis Abanto Morales y, a raíz de eso, sus amigos de aquel entonces lo bautizaron como "el Abantito Abanquino".

En su época de adolescente, compartió y disfrutó de divertidas noches de bohemia que generalmente terminaban bajo el balcón de una agraciada dama, con el sol reluciente y fulguroso que ocultaba una romántica serenata a la luz de la luna.

Ya en Lima, le gustaba asistir a las presentaciones…