Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2011

Sobre el escepticismo, el amor y la inevitable erosión de la roca

¿Qué efecto tiene un chorro de agua sobre la roca? Ninguno, aparentemente. Pero si el chorro de agua cayera durante miles de años sobre la bendita roca, la erosionaría ¿verdad? Por supuesto que este fenómeno no podría ser visto por un ser humano —cuyo promedio de vida es de 67.2 años, según la CIA—; no obstante, es de conocimiento público porque ha sido estudiado a través del método científico, y por lo tanto, se confía, se cree, se da por hecho que es así, que es real, que es verdad.

¿Es posible dudar de la verdad? Obviamente que sí; y a eso llamamos escepticismo —afirmar que la verdad no existe, o que, si existe, el hombre es incapaz de conocerla—. El escéptico es aquel que pone en tela de juicio los valores sociales establecidos, que duda de la verdad o de la eficacia de las cosas.

¿Es malo el escepticismo?

Obviamente que no. Pirrón (Grecia, 360–270 a. C.) fue el primer filósofo escéptico; él creía que no había nada verdadero o falso, bueno o malo, inmundo o sagrado; según lo descri…