Ir al contenido principal

Superstar

Teatro Segura, sábado 8 p. m., cuarta fila; la sala a oscuras, excepto debajo del escenario, donde el director musical ya daba las primeras instrucciones para el inicio de la obertura. Aquel inconfundible punteo de guitarra eléctrica solo confirmaba que esa noche se cumpliría uno de mis sueños de adolescencia.

Juan Carlos Salas fue quien sembró en mí el interés en Jesucristo Superstar, cuando yo tenía 12 años, prestándome unos cassetes con la música de la película, luego de una breve pero apasionada explicación de lo que se trataba. Intenté conseguir una copia en las tiendas de alquiler de videos, en Betamax y VHS, sin éxito. A los dos años, con un grupo del Oratorio María Auxiliadora, fuimos a una representación parroquial de la opera rock, y aunque la producción y el sonido no eran de primera, pude apreciar la obra y asociarla con la música, con la que ya había quedado cautivado. Al año siguiente, durante Semana Santa, se anunciaba en la tele, la transmisión de la película, la cual tuve que ver en mi TV en blanco y negro, en mi habitación un Viernes Santo por la noche. Enseguida me convertí en un fanático de esta pieza de arte, creada por Andrew Lloyd Webber (música) y Tim Rice (letra) en 1970.

Y es que la obra es impactante y controversial de principio a fin. A medida que desarrolla a los personajes alrededor de Jesúcristo durante su última semana de vida, uno va cuestionando e incluso comprendiendo las motivaciones y presiones que los llevan, luego, a influir en su muerte: Judas, Caifás, Anás, Herodes y Pilatos. El mismo Cristo, representado únicamente en su lado humano, llega a cuestionar a su propio Padre, respecto de su misión en la Tierra —particularmente, considero al tema "Getsemaní" cantado por un Jesús triste, cansado y al borde de la desesperación, como el que refleja todo el sentido de la obra—.

La versión fílmica, en realidad, fue producida por Universal Pictures en 1973, luego del éxito teatral en Broadway y Londres. La dirección estuvo a cargo de Norman Jewison, y los papeles protagónicos a cargo de Ted Neeley (Jesús), Carl Anderson (Judas) e Yvonne Elliman (María Magdalena). La película fue filmada en Israel y en otras locaciones de Oriente Medio. Su banda sonora fue nominada al Oscar y vendió millones de discos en todo el mundo. En 1975 la versión teatral española de Jesucristo Superstar fue estrenada en Madrid, bajo la dirección de Jaime Azpilicueta, con los papeles protagónicos de Camilo Sesto (Jesús), Teddy Bautista (Judas) y la dominicana Ángela Carrasco (María Magdalena).

Ya cuando conocí el "poder adquisitivo" fui comprándome el disco LP de la banda sonora, la película en VHS, más tarde la película en DVD, y ahora último, la partitura original para piano. Incluso el primer regalo que me hizo la Ceci fue la banda sonora original (1970) en CD. Pero lo que siempre deseé fue asistir a una función de Superstar con música y voces en vivo.

El reciente sábado, en la mañana, leí en el periódico que ese era el último fin de semana de la temporada de Superstar en el Teatro Segura. Y aunque ya había asistido a diferentes puestas en escena —la última, en la Alianza Francesa de Miraflores—, el nombre de Denisse Dibós como productora de la obra llamó mi atención. Gracias a su gestión, la Asociación Cultural Preludio contaba con los derechos, otorgados por The Really Useful Group de Londres. La dirección estaba a cargo de Mateo Chiarella y el elenco estaba conformado por Marco Zunino (Jesús), Giovani Ciccia (Judas) y Roxana "Roxx" Heinrich (María Magdalena), entre otros actores y tenores. Toda esta producción solo podía merecer una cosa: música en vivo.

Ya ubicados en nuestros asientos y a pocos minutos de empezar la función, me llevé una enorme sorpresa. A metro y medio de distancia, estaba sentada Keyla Reyes, mi amiga y mentora del Oratorio María Auxiliadora, a quien no veía en 15 años. Me contó que estaba viviendo en California y que solo había venido por un par de días. Intercambiamos cuentas de correo electrónico y las luces del teatro se apagaron, quedando solo encendida la luz debajo del escenario, desde donde el director musical ya daba las primeras instrucciones para el inicio de la obertura. Esa noche viví un Superstar como nunca antes!

Comentarios

Ernesto dijo…
Pepillo!!!

Asi que te gustaban los espectaculos musicales, pues por España como que JC Superstar no seria de mucha acogida, pero por el contrario han pasado buenas cosas como Mi Fair Lady, Cats, Cabaret y de lo que he podido ver ha sido El fantasma de la Opera y Mamma Mia! y definitivamente el Fantasma es una cosa alucinante sobre todo por como se tienen que montar los escenarios moviles.
Pepe,

Estuve buscando comentarios al Jesucristo Superstar de Preludio y encontré el tuyo. Muy directo y favorable. Sucede que soy fanático desde que la vi en Londres en el 96 y tengo el CD doble de esa puesta. No fui a la de junio 2006 pero me muero de ganas de ir a verla. Me la recomiendas? es cantada en español?? cantan todas las canciones?? qué me puedes decir que me entusiasme a ir a verla????...Muchísimas gracias...Hasta pronto colega fanático

Marcel
Galileus dijo…
Marcel:
Lamentablemente, la fecha en que sucedieron los hechos narrados en el post correspondió a la última función de la puesta en escena, allá por el 2006.

No la han vuelto a poner desde aquella vez.

Seguiremos a la espera.

Un abrazo, colega.

José M. Garay
Lima, Perú

Entradas más populares de este blog

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…