Ir al contenido principal

Una mañana cualquiera

Comencé a escribir este post una mañana de marzo. Mientras llevaba a mi hija (13) a su colegio, comencé a bromearle —haciendo voces graciosas, tontas en realidad—, pero se molestó y me regañó, diciendo que eso le avergonzaba. La dejé media cuadra antes de la puerta, nos despedimos fríamente, y volví al auto sin voltear a verla (no como usualmente lo hacía).

Quizás estaba un poco sensible esa mañana (quizás ambos), pero el asunto es que me fui al trabajo entristecido. Por un buen rato, añoré intensamente su (primera) infancia: cuán dependiente era ella de mí, cuánto nos reíamos juntos, lo mucho que celebraba —incluso— mis bromas más ridículas. ¿A dónde se había ido la inocente complicidad, la incondicional obediencia, la credibilidad ciega?

"Está en una edad difícil", pensé. Fue allí que recordé al doctor León Trahtemberg: en la adolescencia, "el conflicto entre padres e hijos es necesario para formar la personalidad". A pesar de que comprendía todo eso, no lograba quitar ese pequeño dolor de mi corazón.

No soy adepto a las teorías paradójicas pseudo-científicas, pero quiero creer que aquella mañana de marzo, en algún universo paralelo, mi hija, poco antes de llegar a la entrada del colegio, volteó a buscarme con la mirada, yo también lo hice, me sonrió y se despidió a lo lejos con la mano; yo no me quedé triste y jamás escribí este post.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…