Ir al contenido principal

El cine en música

Miércoles 17 de marzo, Colegio Santa Úrsula: la espera había terminado. Para mí, uno de los sueños de toda la vida estaba por cumplirse. Para ti, aun a tus diez años, era la emoción de vivir la experiencia de escuchar y sentir una orquesta sinfónica, interpretando las bandas sonoras más famosas del cine. ¡Mejor, imposible!

Cuando llegamos al Santa Úrsula, tú ya estabas allí con el abuelo, esperándonos. Llevabas ese vestido negro que te compré en Bugui. Tu sonrisa evidenciaba lo emocionada que estabas. Saludaste a tu mamá y luego a mí; despedimos al abuelo y nos dirigimos hacia el auditorio. Nos ubicamos en nuestros asientos, que a pesar de estar en la última fila permitían apreciar bastante bien el escenario.

Un concierto que no nos podíamos perder
No se trataba de cualquier grupo de músicos: era la Orquesta de la Ciudad de los Reyes. No era nuestra primera cita con ellos: ya los habíamos visto interpretar a Beethoven tres años atrás. Pero en esta oportunidad, la expectativa era mucho mayor. Por primera vez en el Perú, la orquesta ejecutaría piezas musicales extraídas de los sountracks más representativos del cine de todos los tiempos: mi sueño hecho realidad.

Para este evento sin precedentes en nuestro país, la española Inmaculada Sarachaga (37) —o Inma Shara— estaría a cargo de la dirección de la orquesta; con lo cual, ya estábamos hablando de ligas mayores. Inma Shara, galardonada con el Premio a la Excelencia Europea, por aquel entonces era una de las pocas directoras profesionales que ejercían en el mundo; habiendo dirigido a varias de las orquestas más prestigiosas como la Orquesta Filarmónica de Londres, la Orquesta Sinfónica de Israel, la Orquesta Filarmónica de Viena, la Orquesta Nacional de Ucrania, la de Letonia, entre otras.

A medida que se acercaba el día del evento, nuestra emoción crecía más y más. En tu caso, habías visto solo cuatro de las catorce películas cuyas bandas sonoras se interpretarían; en mi caso, era lo contrario: me faltaban ver solo cuatro de ellas. Sin embargo, no se trataba de escuchar temas de películas solamente; sino que era la oportunidad de compartir ese cariño por el cine, las películas y las bandas sonoras, que de alguna manera nos unía, desde que estabas en el vientre de tu madre (específicamente desde el estreno de "Star Wars Episode I", en 1999).

¡Luces, cámara y acción!
Cerca de las ocho de la noche, las luces se apagaron y un representante de América Clásica dirigió algunas palabras de agradecimiento y reconocimiento a Inma Shara y a la Orquesta de la Ciudad de los Reyes, quienes "nos sumergirían en el mundo del cine". Con fuertes aplausos, el público recibió a la joven directora; los músicos de la orquesta se pusieron de pie, mientras ella tomaba posición al frente. Luego de unos segundos, el silencio invadió la sala. Ella alzó su batuta con la mano derecha y con un giro de muñeca, la orquesta comenzó a tocar.

Gone with the Wind (Lo que el viento se llevó)
Bastaron diez segundos para descartar cualquier duda que haya tenido, respecto de la calidad interpretativa de la orquesta, en lo que a bandas sonoras se refiere. Durante esos primeros diez segundos, me terminé de convencer que estaba ante el espectáculo que siempre esperé. La orquesta nos regaló una suite con los principales momentos de la banda sonora nominada al Oscar, compuesta por el legendario Max Steiner en 1939 para una de las mejores películas de la historia del cine.



Cinema Paradiso (Cinema Paraíso)
El trabajo del genial Ennio Morricone para esta película italiana de 1988 es para muchos su obra maestra. El "Love Theme" es una de las piezas musicales más bellas del cine. Ninguno de nosotros tres pudo contener al menos una lágrima ante la sublime vibración de los violines y los chelos. Definitivamente, uno de los momentos más emotivos de la noche.



Summer of '42 (Verano del '42)
Esta era una de las películas que no habíamos visto. Inma Shara nos entregó una mágica interpretación del tema "The Summer Knows", compuesto por Michel Legrand, ganador del Oscar por Mejor Banda Sonora en 1971.





Dances with Wolves (Danza con lobos)
John Barry compuso la banda sonora para esta película en 1990, lo que le valió el Premio de la Academia a la Mejor Banda Sonora. La orquesta interpretó la suite de manera impecable. No pude evitar el regresar mentalmente a mi adolescencia, cuando vi por primera vez la película. No pude evitar revivir el renacimiento del personaje interpretado por Kevin Costner, concepto que se repite en otras producciones como "The Last Samurai" o en "Avatar".

Casablanca
Esta producción de 1942 también es considerada como una de las mejores películas de la historia del cine. La canción "As Time Goes By" de Herman Hupfeld forma parte de su banda sonora nominada al Oscar. Para interpretar este tema, invitaron a la soprano peruana, Jacqueline Terry, quien sería acompañada tan solo por el piano. Particularmente no me gustó la combinación cantante-soprano con el ritmo de jazz-contemporáneo de la canción.


La Vita è Bella (La vida es bella)
El fin de semana previo al concierto conseguí una copia de la película, sabiendo que parte de su banda sonora iba ser interpretada. Así que era una de nuestras favoritas. El tema principal de esta película de 1997, ganadora del Oscar por Mejor Banda Sonora, nos transportó a la fábula de Roberto Benigni y su mensaje de amor, de esperanza y de sacrificio. Obviamente, hubo su pequeño lagrimeo en la parte inicial, durante los instrumentos de cuerda.


Singin' in the Rain (Cantando bajo la lluvia)
Otras de las que no habíamos visto. Sin embargo, el tema "Singin' in the Rain" de Arthur Freed y Nacio Herb Brown, compuesto en 1929 y popularizado para la película homónima de 1952, era por demás conocido. Al finalizar, la orquesta recibió los aplausos del público, y luego se puso de pie, mientras Inma Shara abandonaba el escenario, para el intermedio de quince minutos.


Star Wars (La Guerra de las Galaxias)
Era la interpretación más esperada por ti (bueno, yo no me quedaba atrás). Luego del intermedio, Inma Shara se ubicó nuevamente al frente de la orquesta; y luego de un silencio absoluto, el "Main Theme" de "Star Wars Episode IV" irrumpió en la sala solemnemente. La ejecución del tema (ver video en YouTube), compuesto por el gran John Williams en 1977, ganador del Oscar por Mejor Banda Sonora, fue simplemente perfecta.

Breakfast at Tiffany's (Desayuno en Tiffany's) 
Aunque no había visto esta película, el tema "Moon River", compuesto por Henry Mancini y Johnny Mercer en 1961, también me era familiar. Recuerdo que tu abuelo tenía un LP doble con temas de películas, que me fascinaba escuchar una y otra vez. En ese LP estaba incluida esta pieza romántica, ganadora el Oscar por Mejor Canción de Película.



Titanic
Era otro de tus momentos esperados de la noche. Nuevamente salió al escenario la soprano Jacqueline Terry. Esta vez para interpretar, acompañada por la orquesta, el tema "My heart will go on", ganador del Oscar por Mejor Canción de Película, y compuesto por James Horner y Will Jennings en 1997. Y nuevamente, la voz lírica de Terry no pegó con el estilo balada-romántica de la canción. En este único punto, considero que la producción y dirección musical del concierto fallaron.


The Mission (La Misión)
Para mí, el tema "Gabriel's Oboe" es otro de los más bellos del cine. Y también es una composición del genial Ennio Morricone, quien fue nominado al Oscar en 1986 por Mejor Banda Sonora. La verdad es que era uno de mis momentos más esperados. La interpretación de la orquesta fue sublime.



Schindler's List (La lista de Schindler)
El gran John Williams ganó el Oscar por Mejor Banda Sonora en 1993 por la música de esta película de Steven Spielberg acerca del triste episodio del holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial. No había forma de no revivir los pasajes más dramáticos de la película. El violinista de la orquesta interpretó su parte con tal maestría y precisión, que al final arrancó del público los aplausos más efusivos hasta ese momento.


The Godfather (El Padrino)
Para mí, esta es la mejor película de todos los tiempos. Inma Shara y la Orquesta de la Ciudad de los Reyes interpretaron en realidad una suite correspondiente a las banda sonoras de las dos primeras partes de la saga de "The Godfather", compuestas en 1972 y 1974 por Nino Rota y Carmine Coppola. Este fue, sin dudas, el mejor momento del concierto. Tanto esta, como la recopilación musical de "Dances with Wolves", fueron las piezas más largas y complejas, y aun así, las mejores interpretaciones de la orquesta aquella noche (ver video en YouTube).

New York, New York
El último tema del programa, correspondía a la canción "New York, New York", compuesto por John Kander y Fred Ebb para la película homónima que dirigiera Martin Scorsese en 1977, y que se ha convertido en un himno a la "ciudad que nunca duerme". Ninguno de nosotros había visto la película; sin embargo, para ti la canción te resultaba familiar por la película "Madagascar" —en ella Alex el león y Marty la cebra la cantan—.

Al finalizar el concierto, supuestamente, el público aplaudía de pie, mientras que dos representantes de América Clásica le entregaban a Inma Shara y a Jacqueline Terry unos ramos de flores. Cuando parecía que la noche había llegado a su fin, la joven directora volvió a tomar su posición al frente de la orquesta y nos regaló un último tema. Se trataba de la banda sonora de la película de 1960, "The Magnificent Seven" (Los siete magníficos), de Elmer Bernstein.

Una noche inolvidable

Aquella fue una noche como para no olvidar. La música llenó nuestros corazones; no solo por la fuerza de su interpretación, sino también por las emociones que nos hacía revivir con cada frase, con cada leitmotiv—como diría César Pita—. Para los amantes del cine que allí estuvimos, esas dos horas fueron realmente maravillosas.

Una vez, a los cinco años, me preguntaste: "¿Para qué sirven las películas? ¿Para qué las vemos?". No recuerdo bien qué te respondí. Pensando en aquella noche de marzo del 2010, si me lo preguntaras nuevamente, te respondería que el cine, como la música, son expresiones artísticas del ser humano, y cumplen la función de exaltar el alma. Talvez te diría, sin mucho rodeo, que vemos películas simplemente para emocionarnos.


Entradas relacionadas:

Comentarios

Yani dijo…
Que inspirado post has escrito y con cuanto cariño y emoción., muchas gracias por compartir! Aunque sin pretender comparar ambos temas, aqui ya llega la clasica cantata Carmina Burana y vieras como la esperamos =) ... abrazo!
EVA MARÍA dijo…
Qué maravilla de post, escrito con todo el sentimiento del alma. Comparto contigo el gusto por las bandas sonoras de las películas. Sería terrible el cine sin música.

Con tu post me has traido muy buenos recuerdos de mi infancia, cuando hacía que mi mamá me llevara a todos los conciertos que se celebraban en mi ciudad. Ahora soy yo quien se sube de vez en cuando a escenario (toco la trompeta) y me encanta ver la carita de mi mamá emocionada entre el púbico. Es un sentimiento indescriptible. Quizá tu pequeña en un futuro sea quien se suba al escenario y vea tu cara entre los papás emocionados del público...

Saludos y besos.
Angela dijo…
Me sorprende la buena calidad del sonido en tus vídeos... ¡Cuántos recuerdos bonitos estás regalando a tu hija! Enhorabuena.

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…