Ir al contenido principal

Mientras uno más uno sea dos

- ¿Y cómo te fue, hija?
- Bien, bonito. - me respondió con ese tono cortante que la caracteriza.
- ¿Estabas nerviosa? - insistí.
- Sí. Al principio, sí. Pero después el Padre me habló y yo ya no estaba tan nerviosa. Luego me dijo: "Ave María purísima". Le respondí: "Sin pecado concebida". Me dijo: "¿Cuáles son tus pecados?". Y yo se los dije.
- ¿Cómo te sentiste luego?
- Bien. El Padre me dijo que rezara un Padre Nuestro y un Ave María.
- ¿Y de ahí?
- Luego le recé a Dios, agradeciéndole que me haya perdonado. Me sentí así pues... liberada.

Esa noche, antes de dormir, no podía dejar de pensar en esa última frase. Me sentía más lejos de mi pequeña primogénita de nueve años. Por primera vez tomaba conciencia que la estaba empezando a perder. Entendía el porqué ya no quería que la abrazara y besara efusivamente en la puerta del colegio. Valeria estaba creciendo y yo no me había dado cuenta hasta esa noche, la noche del día de su Primera Confesión.

Esa noche, antes de dormir, me puse a escuchar esa canción de Paul Simon que me pone nostálgico: "Father and Daughter", cuyo coro diría en español algo así como:

Voy a observarte brillar
Voy a observarte crecer
Pintaré una señal
para que sepas siempre
que mientras uno más uno sea dos
no existirá un padre
que ame a su hija más de lo que yo te amo a tí

Comentarios

A veces asusta ver pasar el tiempo, amigo galileus. Pero el sentimiento hacia el cariño recibido siempre se guarda en el corazón, y de seguro que tu hija se siente feliz de tener un papá como tú y algún día os acordareis riendo de cuando no quería que la abrazaras a la puerta del colegio. Pienso que todo son etapas por las que hay que pasar.

Saludos y besos desde la otra bitácora. Me encantó leerte de nuevo.
Juan José dijo…
La canción que acompaña tu publicación está genial, de hecho ya escuché el disco Surprise de Paul Simon y me gustó bastante.

Y bueno, lo de tu niña es una etapa pasajera, creo que eres un gran papá y que ella te ama mucho.

Saludos Galileus, espero tu próxima publicación.
Anónimo dijo…
Es inevitable que ellos crezcan. Pero date cuenta que nunca dejan de necesitar a los padres, porque aúnque van cumpliendo años y se vuelven adultos independientes, siempre acuden a quien realmente les aman y saben que siempre estarán ahí.

En su interior no dejará de ser esa niña que tú, aún sigues viendo con ojitos tiernos, o tú has dejado de ser ese niño? no me lo creo.

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **
Charly dijo…
Muy bonito!! Un saludote y un abrazo.
Anónimo dijo…
Miro a mi hijo de casi dos años a mi lado y me asusta tener que llegar a un momento en que sé que ya no me necesitará como ahora, que ya no podré protegerlo (en forma directa por lo menos), cuando no quiera darme un beso de esos ricos que me da ahora por que los compañeros lo están mirando, uff doy gracias por que aún me falta bastante para eso, pero con los hijos eltiempo vuela.

Saludos.-
P.S: muy pero muy lindo tu blog
Encarni dijo…
Qué lindo! Me gustó tu reflexión. Los niños crecen y aunque no nos demos cuenta, nosotros también. Me ha gustado tu blog, si me lo permites andaré por aquí de vez en cuando.

Saludos!

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

La Leyenda de Misti Túpac

Por José Manuel Garay Bustamante.

Cuenta la leyenda que, muchos años antes de los incas, vivía en las tierras de lo que ahora llaman Arequipa un joven llamado Misti Túpac. Él era el jefe de una tribu de agricultores y pescadores; pero su carácter era explosivo y muy colérico. Tenía poderes sobrehumanos, pero los usaba para el mal. Mucha gente se burlaba de él, por sus pensamientos y cóleras. A veces, se sentía tan extraño consigo mismo que hacía sufrir a la gente, e incluso los mataba con sus poderes mentales. 

Los dioses conversaban sobre qué hacer con Misti Túpac, porque se estaba portando muy mal. Entonces, el dios del fuego —que había escuchado atentamente—, al ver lo injusto y brutal que era Misti Túpac con sus súbditos, quería darle una lección y detener el sufrimiento de la tribu. 


Entonces, el dios del fuego subió a la tierra y se encontró con Misti Túpac, y le dijo:

—¡Tú, Misti Túpac, por tus actos, te voy a dar un castigo: serás un volcán, pero no un volcán cualquiera, sino un v…

El "¿sabías que...?" de la saga de La profecía

En junio del 2010, escribí el post más leído de esta bitácora, ¿Quién le teme a Damien Thorn?; un homenaje muy personal a una de mis sagas cinematográficas favoritas de todos los tiempos: la trilogía de La profecía. Se trata de una tríade de películas de terror —sin considerar el fiasco absoluto que resultó la cuarta parte—, de los años setenta y ochenta, que contaba la materialización de una profecía (supuestamente) bíblica sobre la venida del Anticristo a la Tierra. Damien Thorn era el personaje del encarnado Hijo de Satanás, quien se hacía paso, desde niño, a través de los círculos de poder, la política y los negocios, con el propósito de dominar el mundo.

Para los cinéfilos, unos de los temas fascinantes es la trivia de las películas —información que carece de importancia, pero que es una pena no conocerla—. Y qué mejor que la madre de toda la información habida y por haber sobre las "pelas": la Internet Movie Database (IMDB). Desde hace años que allí se puede encontrar…