Ir al contenido principal

Ludwig

¿Les ha sucedido alguna vez que al escuchar una canción en la radio, de un momento a otro, sin darse cuenta, se sintieron como transportados a algún momento de su pasado? ¿Como si, por una milésima de segundo, abstraídos de su presente de manera tan real, hasta pudieron sentir el sabor, el aroma, el recuerdo de aquella etapa de su vida?

¿Acaso quedará grabada en nuestra memoria la música de fondo, algo así como un soundtrack, de los recuerdos que vamos acumulando? Pues la pista que acompañará estas últimas semanas es una pieza musical del alemán Ludwig van Beethoven (1770-1827).

Virtuoso pianista

La infancia de Ludwig, en la ciudad de Bonn, no fue del todo feliz. Su padre era alcohólico, su madre sufría de una severa enfermedad y su condición económica era precaria. Sin embargo su talento para la música, en especial para el piano, llamó la atención de sus primeros maestros.

Se sabe que tuvo una primera instrucción musical desordenada y autoritaria. Su padre se obsesionó con la idea de presentarlo como niño prodigio, tal como lo hizo el padre de Mozart algunos años atrás. Lamentablemente, el niño Beethoven tenía por delante un camino que recorrer todavía para desarrollar su genio musical.

A los 10 años Ludwig conocería a su verdadero maestro: Cristian Gottlied Neefe. En una carta que le escribiría años después, le dice: "Una vez mas os doy las gracias, por los consejos que me disteis para sobresalir en mi arte. Si algún dia triunfo, la mayor parte de mi triunfo será vuestro, porque os debo todo lo que soy...".

Genio compositor

Es en Viena, la capital de la música europea a inicios del siglo XIX, donde Beethoven se daría a conocer al mundo. Allí es donde viviría el resto de sus días - el teatro de su gloria y de su martirio. La ironía del destino hizo que Ludwig sufriese de manera progresiva la pérdida de la audición. Tal frustración e impotencia, sobretodo para una persona tan dedicada a la música, sumada a los fantasmas de su infancia y adolescencia, hicieron de él una persona de carácter muy difícil, rebelde y hasta revolucionario.

Su genial producción musical se daría a partir de los 27 años y no se detendría hasta su último suspiro, a la edad de 56 años, postrado por una extraña enfermedad abdominal, y en relativa penuria económica.

Opus 73 (Emperador)

Dedicado a su alumno, amigo y protector, el Archiduque Rudolph de Austria, el Opus 73 fue compuesto entre los años 1808 y 1809. Fue el quinto y último concierto para piano y orquesta que escribiría Beethoven, por cierto el más grande y más genial de todos. Por aquella época, la sordera del compositor de 38 años era crítica a tal punto que no pudo tocar el solo de piano en el estreno en 1811.

La versión mayormente aceptada respecto del título "Emperador", como se le conocería luego, es que cuando el concierto se tocó en Viena, un oficial francés que se encontraba en la sala exclamó: "¡Este es el emperador de todos los conciertos!". También se dice el imperial nombre fue idea de un amigo, Johann Baptist Cramer. Sin embargo lo que sí es un hecho es que ningún otro título reflejaría mejor la pujante majestuosidad de esta pieza de casi 35 minutos de duración.

Beethoven en vivo

Viernes pasado - 7:30 PM. Sentados Valeria y yo, en la mezzanine del auditorio del Colegio Santa Úrsula, emocionados por ser nuestra primera vez en un concierto con una orquesta de cámara, le contaba acerca de Beethoven. Del gran Ludwig, mi hija de ocho años solo conocía una partesita de la "Oda a la Alegría" en piano. Traté de explicarle (creo que sin mucho éxito) que las piezas que interpretaría la orquesta eran dos de sus más monumentales obras.

Se trataba de un concierto a beneficio de los damnificados a causa del último terremoto. Como si solo la música de Beethoven no fuera suficiente, Scotiabank y la Asociación Cultural Perú Clásico lograron conseguir la participación ad honórem del pianista serbio Aleksandar Serdar, quien sería acompañado por la nueva Orquesta de Cámara Ciudad de los Reyes.

El concierto inició con la Séptima Sinfonía. La orquesta estuvo magnífica. Por momentos, sentía como la música llenaba la sala y era como que invadían todo mi cuerpo el regocijo y luego la calma, luego la fuerza y luego la melancolía, terminando con un vigoroso final. Sin embargo, el plato fuerte de la noche se serviría en la segunda parte, luego del intermedio, ahora sí con Serdar en el piano.

Conectado al segundo movimiento

Desde las primeras notas del "Emperador", la interpretación fue majestuosa por parte de la orquesta. Cuando entraba el piano, me imaginaba al mismo Ludwig interpretando su magistral obra. La ejecución de Serdar fue limpia y apasionada.
Luego del primer silencio, la orquesta inició el segundo movimiento: Adagio un Poco Mosso. Una pieza romántica que me tocó de la manera más sublime. Dicen que la música te transporta al estado mental del compositor, que es una forma de hipnotismo, si es que te dejas llevar por ella. ¿Acaso Ludwig atesoraba también la misma nostalgia, tristeza y desesperanza? Me sentí conectado a esas melodías. Podía descargar en ellas mis sentimientos más profundos y más secretos.

Más tarde, mientras regresábamos a casa recordaba la frase que Beethoven le diría, en una discusión, a su protector y amigo, el príncipe Karl Lichnowsky: "Lo que eres, lo eres por un azar del nacimiento; lo que soy, me lo debo a mí mismo. Han existido y existirán millares de príncipes. Sólo hay un Beethoven".

Comentarios

Petisita dijo…
La musica transporta. Y justo hoy, antes de leer tu post, puse musica clasica que me hace recordar a mi padre. El es un historiador de musica clasica y desde que tengo uso de razon o son tangos o sinfonias rarisimas como las de DVORjak que a el le gustan.
Gracias por visitar mi blog donde no solo hablo de que no me quedan los vestidos ;)
Inner Sanctum dijo…
Muchas veces me ha pasado lo que a ti, y reciéntemente posteé un vídeo que portaba una canción con una bailarina a modo de caja musical. El sentimiento... indescriptible de emoción desbordada...
Natasha dijo…
Hola Garay!!

me encantó la definición que haces del amor en mi blog, muchas gracias por el comentario. Eres Bienvenido.

Te felicito por este excelente post, aunque no soy una gran devota de la música clásica, siempre me gusta escucharla en mis momentos de relax y me gustó toda la información que nos compartes

Besitos

Nati
TRuLy dijo…


Hola!! :)
Muchas gracias por la visita...
vine a ver como esta todo por aca y me doy con este post tan bonito...


Nos estamos leyendo..

(me encantaron las fotos de los posts anteriores, yo soy fanatica de la Sierra)

Un beshote!!


Pd: Yo opino que deberias postear acerca de Parchis :P

MUA!

Daniellha dijo…
Galileus...gracias por tu visita a mi blog.
Pienso que tenemos una gran capacidad para almacenar todo tipo de sensaciones, que en su momento lograron estremecer nuestra alma. Adoro la música clásica, toco piano desde pequeña.
Un abrazote.
Natasha dijo…
Hola José!!

Saludos, espero que hayas pasado un fin de semana

Besos


Naty
La Dulce Luna dijo…
Estimado José, la música nos transporta a parajes donde...el solviene desnudo bailando sobre el agua,donde el viento...se entretiene peinando las palmeras, donde las acequias...murmuran sus últimas plegarias, donde las aves...rememoran horizontes ambiguos. La música, amigo mío, es un arsenal de huellas en todos los idiomas,es...una babel inmensa gritando verdades, es...un mar que ha cancelado el vuelo de las olas. La música...es un sentimiento.
Buenas noches
Angela dijo…
Tus visitas siempre son bienvenidas y esperadas en mi blog, desde que apareciste.

Yo tengo toda una banda sonora compuesta por pedazos de canciones y composiciones, que han ocurrido junto a mi vida, todos los años de los que tengo recuerdo. Una banda sonora, como bien lo dices, que me ha permitido saborear mejor cada momento.

La música es el arte ideal para hablar con Dios, dicen... y también con los elfos.

Beethoven, un genio rudo, monstruoso, único, ejemplar. Por supuesto, admirable. Buen provecho con el recital.

Saludos, con mucho cariño.

Por cierto, el trámite aquél salió bien :)

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…