Ir al contenido principal

Cuando yo actúo diferente, los demás actúan diferente

Algo me decía, el pasado lunes, que tenía que ir a la sesión de Escuela para Padres del colegio de mi hija. Cuando llegué y me dieron el material de trabajo, entendí la razón: el tema era Manejo de conflictos. Y es que realmente, uno de los aspectos más complicados de manejar con los hijos adolescentes son las discusiones y peleas en las que a veces nos enfrascamos (y muchas veces nos perdemos). A mí me cuesta aceptar que mi hija (12) ya no es una niña; y que si no me adapto a lo que eso implica, cada vez será más difícil mantener el contacto y la llegada que tengo hoy con ella. Y sé que pronto estaré en el mismo dilema con mi hijo (8). Cuando salí del colegio, luego de la sesión, tres razones me hicieron sentir que esas dos horas habían sido una gran inversión de tiempo.


Primera razón: La escucha activa

Si el problema o situación conflictiva afecta al hijo adolescente (HA) —o lo afecta más que al padre—, la mejor técnica a utilizar es la llamada "escucha activa". Consiste en propiciar una conversación en la que el HA sea quien cuente al padre lo que está sucediendo y cómo le está afectando. Para ello, el padre por ningún motivo debe interrumpir o tratar de minimizar o subestimar el problema del HA, ni mucho menos proponer una solución —lo primero que hacemos los padres, con la mejor intención—. El padre se limita a escuchar con empatía honesta al HA (poniéndose en su lugar) y verificar que está entendiendo, utilizando gestos, la mirada y brevísimas frases que hagan notar al HA que está siendo comprendido —"Te sientes... porque..."—.

El objetivo de esta técnica no es resolver el problema, sino lograr conectarse con el HA para luego buscar juntos una solución. Yo la llamo "escuchar con el corazón".

Segunda razón: Los "mensajes-yo"

Por el contrario, si el problema o situación conflictiva afecta al padre —o lo afecta más que al hijo adolescente (HA)—, la mejor técnica sería un "mensaje-yo". En este caso, el padre manifiesta sus sentimientos (tristeza, frustración, enojo) ante la actitud o conducta del HA, comenzando a hablar en primera persona (yo) —nunca en segunda persona (tú)—, explicando el porqué se siente siente de esa manera; es decir, presentando su punto de vista —"Cuando tú..., me siento... porque..."—.

Esto hace que el HA —aun cuando no lo exteriorice— enfrente el hecho de que está provocando esos sentimientos de tristeza, frustración o enojo en su padre; lo cual ya es un disuasivo que logra mitigar cualquier ímpetu.

Estas dos técnicas son el inicio, la llave de la puerta del entendimiento y del verdadero diálogo —incluso son aplicables en otros ámbitos como con la pareja, los amigos o los compañeros de trabajo—. En la opinión de los expertos, utilizándolas de manera efectiva, se incrementa notablemente la probabilidad de resolver un conflicto de manera justa y amorosa tanto para los padres como para los hijos adolescentes. Los siguientes pasos en la resolución del conflicto, según los especialistas, serían:
  • Pensar juntos en las soluciones, reunir ideas.
  • Ayudar al hijo a elegir, examinando cada idea.
  • Ponerse de acuerdo en los detalles (ser muy concretos).
  • Revisar lo acordado, alentando los progresos y revisando las fallas.

Tercera razón: El primer caso documentado

La tercera razón por que la salí contento y motivado de la sesión fue que nos explicaron que probablemente el primer caso documentado del uso de un "mensaje-yo" se encuentra en la Biblia, en el evangelio según San Lucas (capítulo 2, versículos del 40 al 52):

Iba con sus padres todos los años a Jerusalén, para la fiesta de la Pascua. Cuando cumplió doce años, subieron ellos a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. Una vez acabados los días de la fiesta, mientras ellos volvían, el niño Jesús se quedó en Jerusalén; y sus padres no lo supieron. Suponiendo que él estaba en la caravana, fueron un día de camino y le buscaban entre los parientes y los conocidos. Como no le encontraron, volvieron a Jerusalén buscándole.

Aconteció que después de tres días, le encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándoles y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían se asombraban de su entendimiento y de sus respuestas. Cuando le vieron, se maravillaron, y su madre le dijo:

—Hijo, ¿por qué has hecho así con nosotros? He aquí, tu padre y yo te buscábamos con angustia. (mensaje-yo)

Entonces él les dijo:

—¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los asuntos de mi Padre me es necesario estar?

Pero ellos no entendieron el dicho que les habló. Descendió con ellos y fue a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.

Me quedé pensando en la riqueza de información que tenemos por descubrir (ver), incluso en las cosas más cotidianas y aparentemente elementales de la vida.

Los psicólogos y educadores británicos Michael y Terri Quinn, creadores del programa que estamos siguiendo en la Escuela para Padres —y autores del libro What can the parent of a teenager do?—, tienen una frase muy simple pero muy bonita, que nos repiten al terminar los videos en cada sesión. Para aquellos a quienes nos toca esa tarea maravillosa (aunque a veces, terriblemente frustrante) de ser papás o mamás de adolescentes, es una frase que talvez nos ayude a no morir en el intento: "Cuando yo actúo diferente, los demás actúan diferente".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

El Joker mató a Robin, y ahora… ¿Robin es el Joker? WTF?!? #FanTheories

Si bien este post trata de ser un humilde homenaje a Batman, uno de los superhéroes más emblemáticos del fantástico universo de los cómics; en primera instancia desarrolla la cronología y evolución de su sidekick, su fiel compañero: Robin, para luego introducirnos en la alucinante pero probable teoría acerca de su trágica caída hasta lo más profundo de la perversidad humana. Para la elaboración del post, y emulando a estos dos combatientes contra el crimen, me apoyará con sus comentarios y apreciaciones un sidekick muy especial: [CuriousBoy].

[CuriousBoy]
Así es, Galileus. En los siguientes párrafos profundizaremos la historia de Batman en la televisión y el cine, en su mayor parte junto a su inseparable amigo Robin; y veremos los diferentes Robin que existieron en el mundo de los cómics, y en especial, exploraremos y explicaremos las teorías del nuevo Joker del nuevo Universo Cinematográfico de DC Comics, guiados por lo que ya sabemos y nos han mostrado sobre las próximas películas, e…

Machu Picchu y los 3 cerros

Sentado en el bus, a diez minutos de Aguas Calientes, contemplaba las gigantescas formaciones rocosas llenas de vegetación que parecían resguardar un tesoro ancestral. Me sentía ansioso por llegar a él, como si fuera mi primera vez. Y es que ésta era diferente: Machu Picchu era ahora una de las 7 Maravillas del Mundo. Este es el relato de mis tres días, desde tres cimas, alrededor de la Ciudad Sagrada de los Incas.

Día 1: Machu Picchu, el "Cerro Viejo" Cruzando el ingreso al santuario, comencé a subir junto con los demás turistas por el camino de piedras. Eran las 6:30 AM y los rayos del Sol todavía no alcanzaban la altura de los cerros que nos rodeaban. La gente estaba apurada por llegar. Hacia un lado vi un camino por el que no iba nadie y pensé que talvez me llevaría a una vista de la ciudadela menos cargada de turistas. Decidí ir por allí.

Luego de veinte minutos de subida, las piedras empotradas en el cerro formaban una escalinata más empinada entre la densa vegetación.…