Ir al contenido principal

Pienso en ti

ienso en ti,
cuando las primeras luces de la mañana
invaden mi pequeño universo.
Te imagino con los ojos aun cerrados,
descanso mis labios en tu mejilla,
respiro del perfume de tu cuello.

Pienso en ti,
y en el gozo de tu despertar,
me himnotiza el indescifrable color de tus ojos.
Sonríes y mi mundo se ilumina,
tu voz es el torrente de agua
que renueva mi desierto,
que me devuelve la vida.


Pienso en ti,
mientras recorro el laberinto gris
que nos acerca más y más.
Con cada compás del tiempo,
mi corazón se estremece
ansioso como el primer beso,
temeroso como la primera caricia,
vehemente como el destino
que nos une para siempre.

Pienso en ti,
y mientras más te pienso,
invades mis espacios,
doblegas mi carácter,
te adueñas de mi mente y de mi corazón.
¿podría un ave olvidar cómo volar?
así olvido mi nombre y
me bautizas con el agua bendita
que emana de tus manos.

Pienso en ti,
cuando la sombra irreversible de la noche
conquista la triste ciudad.
Pienso en ti,
mientras las cortinas de mis ojos
intentan vencer mi voluntad.
Pienso en ti,
cuando siento el morir de un día más
... lejos de ti.

Comentarios

Maravillosas palabras de amor. Fue un placer leerte de nuevo querido amigo.

Saludos y besos desde la otra bitácora.
Anónimo dijo…
Hola, en mi blog hablo mucho de poesía y de como la escriben los hombres, es lo que más me encanta.

Es preciosa!
No tengo nada más que decir...

Saludos.-

http://elfrioenloshuesos.blogspot.com/2009/08/poesia.html

Entradas más populares de este blog

La historia detrás de "El discurso del rey"

"El discurso del rey" es una película basada en la historia del rey Jorge VI —padre de la actual reina de Inglaterra—, quien tras la muerte de su progenitor, Jorge V, y la posterior abdicación de su hermano Eduardo VIII, se ve obligado a ascender al trono. En aquella época, el país se encontraba al borde de la Segunda Guerra Mundial y necesitaba un líder; por lo que su esposa Isabel, la fenecida Reina Madre, lo contacta con el terapeuta, Lionel Logue, con quien Jorge VI se comprometería firmemente a superar su defecto en el habla, gracias a lo cual llega a pronunciar el famoso discurso radiofónico que inspiraría a su pueblo.


I. El Rey
Destinado a ser solo príncipe
Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor nació el 14 de Diciembre de 1895, siendo el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María de Teck. En 1909, inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial de un buque de guerra, de la Primera Guerra Mundial. Se casó con Lady Isabel Bowes-…

La Leyenda de Misti Túpac

Por José Manuel Garay Bustamante.

Cuenta la leyenda que, muchos años antes de los incas, vivía en las tierras de lo que ahora llaman Arequipa un joven llamado Misti Túpac. Él era el jefe de una tribu de agricultores y pescadores; pero su carácter era explosivo y muy colérico. Tenía poderes sobrehumanos, pero los usaba para el mal. Mucha gente se burlaba de él, por sus pensamientos y cóleras. A veces, se sentía tan extraño consigo mismo que hacía sufrir a la gente, e incluso los mataba con sus poderes mentales. 

Los dioses conversaban sobre qué hacer con Misti Túpac, porque se estaba portando muy mal. Entonces, el dios del fuego —que había escuchado atentamente—, al ver lo injusto y brutal que era Misti Túpac con sus súbditos, quería darle una lección y detener el sufrimiento de la tribu. 


Entonces, el dios del fuego subió a la tierra y se encontró con Misti Túpac, y le dijo:

—¡Tú, Misti Túpac, por tus actos, te voy a dar un castigo: serás un volcán, pero no un volcán cualquiera, sino un v…

La Leyenda del Lago Pomacochas

Era una fría mañana de febrero en la sierra norte del Perú. Nuestro último día de recorrido por el valle del Rio Utcubamba, en el departamento de Amazonas. Decidimos, Valeria y yo, aventurarnos más hacia el oriente por el camino que lleva a Moyobamba. Habíamos oído acerca de Pomacochas (2,230 m.s.n.m.): un pueblo, un lago y una leyenda que valía la pena escuchar.


Cuentan los ancianos de Pomacochas que hace muchos años, en el lugar que hoy ocupa el lago, existía una pequeña ciudad. Las pampas y praderas de los alrededores eran extraordinariamente fértiles, como hasta hoy, y sus habitantes - ganaderos y agricultores - ostentaban riqueza y poder, y por consiguiente, soberbia y mezquindad.

Al ver esto, Dios decidió venir por estos lares en la forma de un anciano mendigo. Entró en la ciudad una noche fría. Tocó muchas puertas, pidiendo algo de comida y cobijo sin encontrar alma caritativa alguna. Cuando ya se daba por vencido, decidió tocar solo una puerta más. Abrió una señora, de condición…